En abril de 2017 vence el plazo para el refichaje de los militantes en todos los partidos políticos del país, con lo que se dará cumplimiento a las nuevas disposiciones de la ley de partidos que fue promulgada por la Presidenta Bachelet hace pocos meses. 
El PDC de la Región de Coquimbo cuenta con casi 4.500 militantes inscritos y para ellos vaya el llamado a participar en el proceso, donde esperamos corroborar ese número e incluso  incrementarlo.  
El momento de la política no es bueno y lo sabemos. 
Los casos que se ventilan en los medios han hecho un enorme daño a la reputación tanto de la actividad política como de quienes trabajan en ella, muchas veces sin siquiera importar si hay o no resoluciones de la justicia.
Pero esta obligación de reinscribir a todos los militantes es una enorme oportunidad para explicar a la ciudadanía lo que realmente significa la actividad política.
Cuando hablamos de miles de familias que no tendrán que pagar colegiatura o el arancel de la Universidad, hablamos de política; cuando vemos que se mejoran las carreteras (como lo que ocurrirá en nuestra región) o se aumenta el número de centros de salud, hablamos de política; cuando vemos las malas cifras de crecimiento o empleo es política. 
La basura, la iluminación de la ciudad, la seguridad ciudadana o las ayudas que hay que distribuir ante emergencias, son todos resultados de acciones y decisiones políticas.
Entonces, ¿quién puede seguir afirmando que la política sólo le importa a los partidos o a los dirigentes? 
Hoy más que nunca se necesita que las regiones, las comunas y los barrios se tomen los partidos para generar ese nuevo aire y ese cambio generacional que requiere Chile en su sistema de partidos. 
Está muy de moda restarse de todo y criticar a destajo, pero la actitud del “no estoy ni ahí” sólo hace que las cosas sigan tal y como están.

Autor

Imagen de Jorge Pizarro

Senador por la Región de Coquimbo

 

 

 

X