• La máxima autoridad de la región dijo ayer que “habían decisiones tomadas pero las situaciones van cambiando” y que ahora, tras el estallido social quiere “representar una nueva forma de hacer política”.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Fuentes cercanas indicaron que el estallido social modificó la postura de la máxima autoridad regional de Coquimbo, ya que el miércoles pasado anunciaría su renuncia para asumir públicamente su candidatura a gobernadora regional, sin embargo, el escenario la obligó a permanecer, ayer ratificó que no es el momento para abandonar una responsabilidad y que “debemos ser generosos y trabajar en la construcción de nuestra región”.

Ayer la intendenta de la Región de Coquimbo, Lucía Pinto (UDI), tuvo un ajetreado día, no solo en lo que respecta a sus labores frente a la emergencia que se registra en la zona, sino también a las constantes preguntas sobre su futuro político. De hecho, a primera hora fue entrevistada por Mi Radio donde ratificó su decisión de no abandonar su cargo y seguir al mando de la región, desestimando así una candidatura a gobernadora regional.

Esto porque el 25 de octubre era el plazo legal que tenían aquellos jefes regionales, que aspiraban iniciar una campaña para los comicios del próximo año, a presentar su renuncia al Presidente de la República.

“Lo que vemos es un gesto de grandeza, porque nosotros valoramos profundamente esto que ella está haciendo, es digno de reconocimiento”, Oscar Tapia, presidente regional UDI

"No, yo no renuncio, tal como lo dije ayer (jueves) no creo que estos sean minutos para renunciar. Creo firmemente que quiero representar una nueva forma de hacer política, que es lo que la gente ha estado exigiendo en las calles", declaró al medio local.

Lucía Pinto precisó que  la situación que vive el país “supera cualquier interés político o personal”, reiterando que es “momento de quedarse, trabajar y desplegar todos los esfuerzos que tengamos”.

Horas más tarde, en el punto de prensa realizado en el Regimiento de Coquimbo, donde entregó un nuevo balance de la quinta jornada bajo toque de queda, fue consultada nuevamente por los medios de comunicación presentes. A diferencia del jueves, se mostró más cercana y abierta a las preguntas respondiendo con convicción que no es el momento de abandonar una responsabilidad, “yo hoy no renuncio”.

El estallido social cambió totalmente el escenario político y así lo confirmó la propia intendenta de Coquimbo. Esto porque el miércoles 23 de octubre habría sido el día elegido por el entorno de Lucía Pinto para anunciar su renuncia y admitir públicamente la decisión de asumir el desafío de ir como candidata por la Unión Demócrata Independiente (UDI) al cargo de gobernadora regional.

“Habían decisiones tomadas pero las situaciones van cambiando, todos y cada uno de nosotros tal como nos ha pedido la ciudadanía tenemos que tener la generosidad de salir de los intereses personales o partidistas por un bien superior que es Chile”, expresó.

La máxima autoridad regional insistió que permanecerá en el cargo hasta que el Presidente de la República tenga la confianza en ella y que sólo él tiene la potestad para solicitar su renuncia.

“Todos, y no solo los que estamos en el servicio público, debemos ser generosos y trabajar en la construcción de nuestra región y eso es lo que yo pretendo seguir haciendo”, agregó.

Consultada nuevamente por la posibilidad de cambiar de opinión, por ejemplo ante un llamado del presidente Piñera quien podría liberarla del puesto, respondió “yo no tengo que cambiar de opinión, yo dependo de la confianza que tenga el presidente y solo él sabe hasta cuándo llega”.

Por último, Lucía Pinto reiteró que su cargo siempre está a disposición  de lo que diga y crea el presidente Sebastián Piñera.

Se necesitan gestos

A eso de las 14 horas, la fan page del Gobierno Regional Coquimbo publicó un video, “muchas gracias a todos los funcionarios Gore e Interior que a diario y sin descanso trabajan para restaurar la paz y la calma a nuestras ciudades” decía el mensaje. En ese horario, y en medio de la crisis social que se vive en todo el país, la noticia que Lucía Pinto permanecía al mando de la región ya era conocida por la ciudadanía.

En el registro audiovisual se vio a una emocionada intendenta quien expresó, “La verdad es que me van hacer llorar y no es el momento, al contrario. Para nadie esto ha sido fácil, estamos en un momento que yo creo que ninguno de los que estamos aquí pensamos que podría pasar, pero pasó, y está en nuestras manos seguir trabajando”, expresó.

La emotividad continuó. Una hora después su padre, el exconcejal de La Serena, Floridor Pinto compartió el vídeo y demostró lo orgulloso que estaba de ella, ya que la decisión no fue fácil, la renuncia le permitiría a Lucía iniciar su candidatura como gobernadora regional y de no tener éxito la campaña la podría haber dejado en posición para optar a otro cargo de elección popular.

“Lucía Pinto lo ha hecho muy bien, la situación no es fácil y estamos viviendo momentos difíciles, lo otro (Candidaturas a gobernador regional) tendrá su momento y circunstancia”, Adriana Peñafiel, presidenta del Consejo Regional

“La vi cansada pero tranquila y con mucha paz, sin preguntarle nada, al mirarla, ella me dijo: “Hice lo que es bueno, lo decente, lo correcto y no lo que me convenía a mí”. Me emocioné”, escribió.

Por su parte, el presidente regional de la UDI, Oscar Tapia, dijo que la decisión fue personal, que la asume con responsabilidad y que pone por delante los intereses de la región por sobre las aspiraciones electorales y personales.

“Lo que vemos es un gesto de grandeza, porque nosotros valoramos profundamente esto que ella está haciendo, es digno de reconocimiento. A nosotros nos hubiera gustado que ella fuera nuestra candidata. Pero entendemos que hoy en día la ciudadanía quiere otras cosas  y tenemos que ser capaces de sintonizar mejor con lo que requiere nuestro país, como sociedad estamos viviendo una crisis importante en la política y por lo tanto si queremos mejorar la calidad de la  política y de los políticos, debemos partir por casa y por eso es tan valorable el gesto que tiene la intendenta Pinto el día de hoy”, indicó.

Respecto a las posibles presiones que podría haber recibido Lucía Pinto para renunciar, Tapia lo descartó asegurando que la crisis los ha motivado a reflexionar sobre la forma de hacer política y que a partir de ahora se comienza de cero.

“Nosotros no hemos presionado a nadie, la intendenta conversó tanto como la presidente nacional de la UDI (Jacqueline van Rysselberghe) como conmigo acerca de su decisión, aquí hay que entender que la manera de hacer política cambió y Pinto está dando la mejor señal”, concluyó.

Pero las palabras de apoyo no solo fueron de su familia, o funcionarios del GORE, la propia presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel (RN), quien podría haber sido su contrincante para disputar el cupo de Chile Vamos, dijo que la intendenta ha tenido un trabajo “muy duro” estos días y que está haciendo su trabajo como corresponde.

“Lo ha hecho muy bien, la situación no es fácil y estamos viviendo momentos difíciles, lo otro (Candidaturas a gobernador regional) tendrá su momento y circunstancia”, aclaró.

Al igual que Oscar Tapia, la presidenta del CORE dijo que el estallido social obligará a la clase política a reflexionar y escuchar las demandas.

“Hoy hay un vuelco completo en el país y en la sociedad y hay que estar en esa situación viendo lo que sucede, cada día tiene su afán y hoy lo más importante es que nosotros seamos capaces de volver a la normalidad que es lo que todos quieren. Hoy lo que debemos hacer es atender las demandas de la ciudadanía, es parte de la política y del arte de gobernar”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X