Crédito fotografía: 
El Día
La única concejal mujer de La Serena profundizó sobre su decisión de abandonar su carrera, pero no el servicio público, ya que seguirá apoyando a la comunidad desde la vereda del emprendimiento poniendo a disposición sus conocimientos y experiencia. También abordó las implicancias que genera su anuncio en Chile Vamos y la posibilidad de haberse enfrentado a la exgobernadora Daniela Norambuena (RN) en una primaria.

El domingo pasado la concejala de La Serena, Jocelyn Lizana (Evópoli), hizo pública la decisión de retirarse de la política, no va a reelección y abandona la intensa carrera que había desplegado para llegar a la alcaldía de la capital regional.

Confiesa que “deja las pistas” por un tiempo, pero eso no significa que abandona a la comunidad ni a los electores que le habían prometido su apoyo en las urnas. “No es el momento” –reitera-, reflexiona que los tiempos han cambiado y que la gente exigirá autoridades con nuevos perfiles por lo que la política está en la obligación de buscar nuevos rostros y potenciarlos. 

-¿Le pasó la cuenta la intensa campaña que venía desplegando desde el año 2016?

“No, no fue eso. Lo que pasa es que en esa misma vida intensa uno permite que te rodeen personas que no te hacen bien, yo aprendí a despegarme de aquellas que no te suman. Continué trabajando y hoy estoy rodeada de gente que sí valen la pena, que sí les importa el futuro del país, la familia y por ahí están las razones que acentuaron esto”. 

-¿Qué siente abandonar todo ese trabajo?

“Me costó mucho. Pero hoy estoy mejor que nunca, estoy bastante más clara de cómo aportar a la sociedad y me doy cuenta que una alcaldesa o alcalde de cualquier comuna tiene que dedicarse 100% y por eso yo digo que no es mi momento. Yo no me retiro del servicio público, ahora los seguiré ayudando desde el mundo privado. Yo decidí ayudar desde mi vereda, desde donde puedo motivarlos a cambiar sus vidas, es por eso que comencé con el curso Aprende a Emprender, ahí yo entregaré todos mis conocimientos, llevo más de 25 años y creo que puedo guiarlos y motivarlos”. 

-¿Cuánto influyó ser la voz disidente en el concejo municipal? ¿Se sintió sola?

“En estos momentos uno siempre se pregunta qué faltó y en qué fui buena, pero lamentablemente la gente tiene muchas expectativas en uno y esa es una de las razones por las que no me repostularé a concejal, yo soy sólo un voto de 10 y por más que me oponga, siempre con argumentos, o impulse nuevas medidas, no sucede nada. Me di cuenta que la única forma de cambiar las cosas es siendo alcaldesa porque no hay otra forma, hoy soy una mera consejera y una voz disidente con muchos argumentos, pero no logro hacer cambios”. 

Una nueva forma

-¿Se ha dicho que estamos en tiempo de reflexión, cree que los políticos lo están haciendo? ¿Se reinventarán también?

“Yo creo que la política va hacia lo que está pasando en el país de El Salvador y por eso también decidí ir por la línea del emprendimiento que es lo mío. El presidente de ese país es un emprendedor con el cual yo me identifico. Creo que la gente empezará a seguir a líderes que estén en esa línea, alguien que te ayude a superarte y a cumplir tus sueños, porque los políticos no cumplen sueños. Además la política pone demasiadas limitaciones, al menos la tradicional, la gente buscará líderes que los inspire a salir de la pobreza a cumplir sus sueños, los emprendedores de hoy serán los políticos del futuro, de eso no tengo dudas”. 

-¿Volverá a la política?

“Si el día de mañana yo vuelvo a la política será porque la gente me lo pida no porque yo lo decida, la gente podrá ver que sí soy un aporte porque lo demostraré, además podría pagarme la campaña sin pedirle plata a nadie”. 

-¿Seguirá militando en Evópoli?

“Hasta ahora sí, la única razón por la que yo podría salir es que sintiera que los principios que le dan vida hoy no sean los mismos mañana o bien porque quiera apoyar a alguien que no es de mi partido, pero no sé, es algo que se debe ver cuando ocurra si es que sucede. Lo que sí, es que jamás le faltaría el respeto porque yo fui una de las fundadoras de Evópoli en la región y le tengo mucho cariño, hasta hoy sus principios me representan plenamente”. 

-¿Qué cree que hará Chile Vamos en La Serena? ¿Apoyará a Daniela Norambuena?

“Yo siempre supe que gente de Chile Vamos quería potenciar a Daniela, pero nosotros somos amigas y siempre dijimos que no queríamos competir. Yo creo que la carta era potenciarnos a ambas pero en distintas comunas, de haber habido una primaria habría sido una mala técnica, lo ideal era potenciarnos juntas en caso que se hubiera dado. Hoy no sé lo que pasará en La Serena”. 

-¿La desmotivó la posibilidad de competir con la exgobernadora?

“No, para nada, si ella quería postularse estaría en su legítimo derecho. Pero creo que Daniela está pasando por una situación similar a la mía, ella también tiene una vida de familia. De hecho, cuando yo anuncié mi decisión ella me comentó que se sentía muy identificada”. 

-¿Se podría ver seducida por una eventual candidatura a la gobernación regional?

(Ríe y dice un largo no). “No, ni siquiera se me había pasado por la mente, es la primera vez que escucho algo así. Yo tomé una decisión y no regresaré a la política al menos por unos 8 años, no sé qué tendría que pasar para regresar. Con el plan actual, es un no, mis hijos están creciendo y en este momento estoy viviendo momentos muy lindos de familia, quiero levantar mi negocio y fortalecer mi hogar. Estoy enfocada en crecer como ser humano y ayudar al resto, no me interesa tener ningún cargo por ahora”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día